Siguenos por Facebook Siguenos por Twitter Destinos Turísticos de Venezuela Destinos Turísticos de Argentina Destinos Turísticos de Bolivia Destinos Turísticos de Chile Destinos Turísticos de Colombia Destinos Turísticos de Costa Rica Destinos Turísticos de Ecuador Destinos Turísticos de Panama Destinos Turísticos de Peru
guiaviavesvirtual.com Header Venezuela
 
Guia Viajes Virtual - Estado Delta Amacuro - Guía de Viajes y Turismo del Estado Delta Amacuro - Destinos Turísticos del Estado Delta Amacuro - Atractivos Turísticos del Estado Delta Amacuro - División Político Territorial del Estado Delta Amacuro

Estado Delta Amacuro
Guía de Viajes Y Turismo del Estado Delta Amacuro

Share
Guía Viajes Virtual Venezuela - Mitos y Leyendas del Estado Delta Amacuro

Mitos y Leyendas del Estado Delta Amacuro

Culebrilla, Fórmula Tradicional para Curarla: Entre los conocimientos de los sobanderos de la comunidad está el de curar la culebrilla, para lo cual efectúan rezos y aplican recetas con plantas preparadas de la siguiente manera: se tritura bien la hierba mora y el zumo se coloca en la parte afectada por varios días hasta que vayan desapareciendo las marcas. Otra forma es macerar la hierba mora con un poco de aceite de coco. Es creencia generalizada en la comunidad que la medicina por sí sola no cura la enfermedad, sino que es siempre necesaria la presencia del curandero.

Curación del Mal de Ojo: La convicción de que el mal de ojo existe se da en todo el continente americano. Al parecer fue traída desde el viejo mundo por los conquistadores europeos. Una vez en América fue adaptada por los indígenas y los afrodescendientes. No se descarta la posibilidad de que los aborígenes americanos la hubieran practicado durante la época prehispánica. Se considera el mal de ojo como la obra del demonio, cuyas manifestaciones malignas posee una persona, quien puede servirse de este poder intencionalmente o sin intención, también como producto de la envidia y el rencor. Se cree que la fuerza maligna se origina del mundo sobrenatural. En la creencia del vulgo hay personas que causan daño a otras personas, animales y plantas sólo con la mirada. Si en ese instante tal persona pronuncia unas palabras de elogio o admiración, el daño aún es mayor. Se dice que las víctimas más sensibles de recibir el mal de ojo son los niños menores de 6 años y mujeres embarazadas. El mal de ojo causa enfermedades y hasta la muerte. Se comenta que este mal puede provocar en sus víctimas los siguientes síntomas: gritos prolongados durante la noche, falta de apetito, diarrea, dolores de estómago, vómitos, apatía y nerviosidad. Los enfermos se pueden curar por medio de ensalmos con plantas. En el poblado de Cocuina, la curandera realiza el ensalme en un día. Comienza rezando la oración al Santísimo Sacramento del Altar. Luego coloca sus manos sobre la cabeza y los ojos de la persona que padece el mal y seguidamente le va haciendo cruces por todo el cuerpo. Al finalizar el ensalme, el paciente le hace entrega a la oficiante de una vela para que la ofrezca al santo que intercedió y la ayudó a realizar la curación. También algunas curanderas utilizan plantas de ruda y hierbabuena con las que también algunos magos hacen baños.

Entierro de Morocotas: Las historias sobre entierros de morocotas y tesoros, tienen su origen en la costumbre generalizada de las personas que vivieron durante la época colonial y el período republicano, de enterrar o tapiar en las paredes de sus casas, todos aquellos objetos de valor y muy especialmente sus riquezas en morocotas de oro, perlas y diamantes. En torno a ello se fueron creando relatos de espantos y apariciones de animales que custodiaban el lugar donde se hallaba el escondite. Se dice que muchas personas, para evitar el saqueo de sus entierros, lanzaban conjuros en el lugar para impedirle extraer los tesoros a quien osara acercarse. Si por ventura algún saqueador quería llevarse la riqueza, debía enfrentar a los seres mágicos que estarían cuidando el sitio. Los entierros pueden manifestarse mediante braseros incandescentes o luces que bailan de un lugar a otro. Cuentan los abuelos que los jueves y viernes, a mediodía o a la medianoche, estos tesoros están a flor de tierra listos para que algún afortunado los encuentre. De querer encontrar un entierro de estos, se debe ir al lugar con una moneda de plata debajo de la lengua y agua bendita. Si logra vencer el espanto custodio sacará el entierro, pero no debe romper la múcura o abrir la bolsa de cuero de inmediato ya que el óxido de los metales podría envenenarlo.

Chaure, Ave que Anuncia Desgracias: El chaure es un ave de hábitos nocturnos que en cualquier momento puede sobrevolar por encima de una casa. Se cree que el chillido de esta ave anuncia la muerte de cualquier familiar o persona cercana a aquel que la escuche. Si esta ave, durante su recorrido por encima de las casas, llegase a emitir sonido alguno, las personas de ese poblado y en especial, los dueños de la casa por donde el ave chilló al pasar, deben persignarse diciendo: Ave Maria Purísima, o si no deben gritarle groserías, para que éste se aleje o se calle. De tal modo, con esas palabras de rechazo hacia el ave, se ahuyentará el mal.

Brujas y Duendes, Leyenda: Tradicionalmente se dice que las brujas son mujeres dedicadas a la práctica de las artes de magia negra para su beneficio particular y para desgracia de los demás. Según se cuenta, salen todas las noches a volar desnudas bajo la forma de grandes pájaros negros y durante sus vuelos nocturnos, se desplazan perturbando el sueño de las personas y fastidiando a los caminantes. Se dice que a veces las han sentido haciendo ruidos siniestros sobre los techos de las casas. Según la tradición oral, las brujas se esconden en árboles, desde donde importunan a los viajeros con sus macabras carcajadas. Tiempo atrás, las madres llevaban a sus recién nacidos a que les echarán agua, para que las brujas no se los llevaran. Se cuenta que cuando un ave grande y negra ronda por los tejados, se le debe lanzar sal, mostaza o agua bendita, si es una bruja, al hacer alguna de estas cosas, caerá desnuda en su forma humana. Si en cambio, se siente que el ave negra ha aterrizado en el techo y se sospecha que es una bruja, hay que gritarle Venga mañana por sal y café. La persona que al día siguiente llegue a la casa para pedir alguno de esos productos es la bruja. Se habla también de los duendes, que son espíritus diabólicos que seducen a los y hacen que se lancen por precipicios causándoles la muerte.

Candela de Matapalo, Leyenda: Dice la gente que hace mucho tiempo, por el caño Tucupita, al frente de la comunidad de Santa Cruz, un bote de pasajeros, proveniente de la isla de Trinidad, chocó contra un árbol, denominado matapalo. Todas las personas murieron al instante. Meses después, algunos pobladores que transitaban por el sector, se percataron que del tronco solía un fuego con grandes llamas. Decidieron volver al día siguiente pero observaron que el fuego ya no estaba y no había rastros de su presencia anterior. Los vecinos del poblado de Santa Cruz, decidieron cortar el árbol de matapalo. Hacia la madrugada, se observaba una cortina de humo proveniente del árbol cortado, se escuchaban gritos de lamentos y de pronto apareció un ave fantasmal que buscaba posarse sobre la cabeza de los transeúntes. Aún en nuestros días, existen personas que aseguran ver tal acontecimiento.

Ánimas Benditas del Purgatorio, Leyenda: La comunidad cree que las ánimas son espíritus de difuntos que se encuentran en pena por no haber cumplido su ciclo de vida, o por no haber muerto adecuadamente. Por este motivo son almas que andan a la casa de iluminación parte de devotos particulares que responsablemente deben encender una vela diaria por el descanso de su alma; de romper ese compromiso, la gente que se hace devota a ellas por algún favor concedido, se expone a ser perturbada por las ánimas. En este sentido cuentan algunos pobladores de Tucupita haber padecido algún mal por esto. Unos de los devotos dice que se le olvidó prenderle la vela una noche y que primero sintió como si le movieran la hamaca donde acostumbraba a dormir y como no hizo caso, lo echaron al piso. Entonces se tuvo que levantar a tocar la puerta de un vecino para que le prestara una vela, después que la encendió pudo dormir en paz. Una señora cuneta la historia de su hijo que era muy mujeriego y que siempre salía a media noche. Se llamaba Antonio Cruz. Un día mientras volvía en la madrugada vio un grupo de personas todas vestidas de negro y cargando un ataúd, mientras rezaban el Rosario. Le pareció tan curioso aquello que se le ocurrió seguirlas y preguntarles a quién llevaban allí, enseguida, como respuesta, le dijeron Llevamos a Antonio Cruz, que ha muerto anoche. Al escuchar su nombre, corrió despavorido hasta su casa y tocó agitadamente; cuando su madre le abrió, cayó desmayado sobre sus pies. Desde entonces no anduvo más nunca de noche y siempre prendía velas a las ánimas benditas del purgatorio

Echar el Agua, Tradición Religiosa: Se trata de una costumbre común en toda la geografía nacional. En la mayoría de los pueblos y sectores urbanos, tradicionalmente las familias eligen unos padrinos, que no necesariamente serán los de bautizo, quienes son los primeros. Uno acostumbra a tener el plato y otro la vela. El oficiante realiza oraciones comunes del repertorio de rezos católicos, incluyendo el Padrenuestro, Avemaría y Credo, luego de esto pide arrepentirse de los pecados a los padrinos y padre y posteriormente dice el nombre de bebé y la declaración de bautismo según la costumbre. Una vez concluida la ceremonia todos se suman a la celebración de los miaos. También se echa el agua en caso de gravedad de un niño o para evitar mal de ojo.

Jinete sin Cabeza, Leyenda: Entre las historias de fantasmas y apariciones de la ciudad la gente habla de de un ginete cabalgando sin cabeza sobre un caballo que tira una carreta por todas las calles del centro. Supuestamente este ginete ha servido para que muchos hombres que gustan de los placeres de la noche, hayan decidido permanecer en sus hogares por más tiempo por el temor a ser espantados y perder en un segundo la sensación gustosa de los tragos disfrutados durante horas.

Pájaro Gigante, Leyenda: Cuando el reloj marca las 11 de la noche hay personas que escuchan un batir de alas, se cree que es un pájaro gigantesco que se posa en el techo de las casas. La gente tan sólo oye el gran ruido que produce el ave gigante cuando se eleva pero no ven nada sobre el techo de la casa. Pasados unos minutos, la misteriosa ave emprende nuevamente su vuelo nocturno sin ser vista. Este pájaro es como un fantasma, los creyentes afirman sentirlo pero jamás han podido verlo.

 

Destinos Turísticos de Latinoamérica

 

 

 

 
 
 
Rating for guiaviajesvirtual.com
Diseñado por AGH Software & Technology
Todos los derechos de propiedad reservados por GuiaViajesVirtual.com, AGH Software & Technology y las organizaciones que nos suministraron su información (Bibliografía/Créditos)